Literatura

[literatura][twocolumns]

Cine

[cine][twocolumns]

Series

[series][twocolumns]

Teatro

[teatro][twocolumns]

Música

[música][twocolumns]

Crónicas de evento

[Crónica][twocolumns]

Tecnología

[tecnología][twocolumns]

Arte

[arte][twocolumns]

Moda

[moda][twocolumns]

Fotografía

[fotografia][twocolumns]

Brooklyn de John Crowley

En los años 50, la joven Eilis Lacey decide abandonar Irlanda y viajar a los Estados Unidos, concretamente a Nueva York, donde conoce a un chico del que se enamora. Pero un día, a Eilis le llegan noticias de un grave problema familiar y tendrá que decidir entre quedarse en su nuevo país o volver a su tierra natal. 

-YA EN CINES-
















La he visto varias veces una antes del estreno en el pase de prensa y otras dos más en cines y cada vez que la veo se hace más y más especial y no solo por las magistrales interpretaciones, sino por la historia, por la humanidad de los personajes, por como es un ejercicio de nostalgia que puede servir para los que lo hayan vivido en siglos y años anteriores, y para los que se vean obligados a "emigrar" sea el motivo que sea.

Brooklyn es la historia de una chica irlandesa de un pueblo bastante anclado en las costumbres, en la iglesia y como buen lugar de pocos habitantes es un hervidero de cotilleos constantes.
Cuando Eilis abandona su Irlanda natal, lo hace con el corazón partido en dos, y aunque no es nada fácil empezar para ella desde cero, lo consigue gracias a las personas que se juntan en su camino.

A veces las tramas sencillas y sin pretensiones son las que más te impactan o más te llegan como espectador, pero esta vez el lenguaje tan poético y descriptivo hace el resto.
Me gusta como es Eilis el personaje principal, me gusta su sencillez, su carácter, su forma de ser pero también adoré su ingenuidad cuando llega a Brooklyn por primera vez y como regresa por segunda vez.

Una historia en la que el destino juega una baza importante y en donde tu corazón y tu mente te dictan que tienes que hacer todo el tiempo y no sabes a quien hacer caso, hasta que el pasado te golpea y decides contestar lo que llevabas callado durante mucho tiempo.
Esta película es tierna, divertida, triste y llena de incertidumbre.
Difícil de explicar cuando te ha conquistado y quieres contar todo pero, te quieres guardar muchas cartas bajo la manga.
También se puede apreciar claramente las diferencias entre la sociedad de New York y la de Irlanda, con bastantes cosas similares pero con muchas cosas distintas.
El papel que necesitaba Saoirse para brillar, se lo han dado en Brooklyn al igual que el papel que necesitaba hacer Domhnall Gleeson para que no se le encasillará en películas de acción, ciencia-ficción...Sin olvidarme de una gran Julie Walters, Jim Broadbent o un desconocido para mí, pero que me ha entusiasmado como es Emory Cohen,

1 comentario:

Espe dijo...

Parece una película preciosa y le tengo muchas ganas.
Un beso y gracias por la crítica.